2 de septiembre de 2022 – 19:00

El Barcelona ya empieza a carburar en liga con dos victorias consecutivas, aunque tendrán que lidiar con un rival difícil. El Sevilla les espera en el Sánchez-Pizjuán después de encajar uno de los peores comienzos de liga que se esperaban. No obstante, los sevillistas están prácticamente obligados a levantar cabeza y sumar puntos si no quieren caer en el desastre total y en el caos.

Ocho goles a favor y tan solo uno en contra. Esos son los números del Barcelona de Xavi, que pese a su tropiezo en la jornada inicial ha sabido reponerse pronto. La ayuda de Robert Lewandowski al frente del ataque culé ha sido muy grande. Pero no es el único, ya que otros futbolistas como Dembélé, Raphinha o Pedri están demostrando un gran estado de forma. De esta manera, resulta complicado vencer al Barça.

Y mucho más si la racha es negativa. El Sevilla no se esperaba un comienzo tan malo de liga. Dos derrotas y un empate dejan solo un punto de nueve posibles. Algo muy contraproducente teniendo en cuenta las aspiraciones del conjunto sevillista, que quiere mirar hacia Europa y no puede dejar pasar más puntos. El Barça es complicado, pero tampoco imposible.

La última vez que los culés visitaron el Ramón Sánchez-Pizjuán fue precisamente en la cuarta jornada de la temporada pasada. Un partido repleto de tensión donde el 1-1 llegó al descanso y se quedó hasta el final. La expulsión de Koundé por su encuentro con Jordi Alba encendió aún más la mecha del encuentro, pero ninguno de los dos equipos fue capaz de llevarse los tres puntos.

Ahora la situación es crítica para el Sevilla y no tienen otra opción que no sea puntuar. El excelente estado de forma del Barcelona será un impedimento, pero si caen de nuevo habrán desperdiciado muchas oportunidades.

Esta web ofrece contenido sobre apuestas disponible solo para mayores de 18 años.