16 de septiembre de 2022 – 12:00

El Sevilla tiene un problema bastante grande sobre sus hombros. La agónica victoria ante el Espanyol en liga no ha servido para calmar los ánimos. El nuevo tropiezo en la Champions League ha sido el culpable de que las alarmas en Nervión sigan siendo las mismas y Lopetegui lo sabe. Aunque una jornada más, el Sevilla se enfrenta a una dura piedra que no será fácil superar.

Emery y su Villarreal, que ya han demostrado no ser intocables, se interponen en el camino del resurgimiento de los sevillistas. Hasta su última derrota contra el Betis, el Villarreal había dejado ver la gran calidad de su plantilla, sumando tres victorias y un empate en las cuatro primeras jornadas. Destacaba su triunfo en el Metropolitano ante el Atlético de Madrid con la portería a cero a favor de los amarillos.

Además, el Sevilla sabe de la dificultad de visitar al Villarreal. En los últimos cinco partidos que ha visitado terreno groguet tan solo se ha podido llevar la victoria en una ocasión. Fue en 2017, cuando los hombres de Berizzo remontaron un 2-0 en contra para poner un 2-3 que le permitió a aquel Sevilla sumar tres puntos. Aunque hay un dato que preocupa bastante de esas últimas cinco visitas: el gol en contra.

En todos esos partidos, el Sevilla ha encajado al menos un gol. Pero el balance global es peor, ya que son 12 goles encajados en esas cinco últimas fechas. Esto demuestra que al Villarreal se le da bien marcar al Sevilla y, con el estado de forma de ambos clubes, la situación peligra bastante para Lopetegui. No se pueden permitir otra derrota que les mantendría en el pozo de los puestos de abajo de la clasificación.

Con la ausencia de Lamela por sanción, el Sevilla tendrá que sacar el gol que tanto ha guardado para aprovechar sus oportunidades. De no hacerlo, el panorama del conjunto sevillista y del propio Lopetegui estaría al borde del precipicio.

Esta web ofrece contenido sobre apuestas disponible solo para mayores de 18 años.