Ipurúa, un espectáculo con mucho número

El balón vuelve a rodar en Ipurúa. Este sábado, Éibar y Celta se enfrentarán en el que será, sin lugar a dudas, uno de los encuentros más disputados e intensos de la jornada: choques, duelos tácticos… ¿y goles?

Mendilibar arranca un nuevo curso en Ipurúa con la ilusión de seguir mejorando su trabajo y, si fuese posible, conseguir la salvación con más oxígeno que la pasada temporada. El Éibar y su sistema -líneas adelantadas, presión alta…- se ha convertido en uno de los equipos más reconocibles de la categoría y que más, previsiblemente, espectáculo asegura.

En el otro lado del verde, el Celta de Iago Aspas, Nolito y compañía. El equipo celeste terminó la temporada con muchísimo sufrimiento, sólo faltó un gol del Leganés para que los de Vigo se fuesen a Segunda, pero el nuevo año trae optimismo e ideas renovadas.

Teniendo en cuenta los nombres, los planes y el escenario, todo invita a pensar en un partido con goles, con emoción y golpes para ambos lados. Pero, ¿realmente es posible ver a ambos equipos marcando en este encuentro?

Las casas de apuestas ofrecen una cuota atractiva al ambos marcan en este partido, ofreciéndose 1.9 -aproximado- para la cuota anteriormente mencionada, pero antes de pujar con nuestro dinero debemos mirar las estadísticas.

El Éibar cerró 21 encuentros el pasado año sin goles en ambos lados: es decir, el ambos marcan en LaLiga 2019/20 con los de Mendilibar se firmó en 17 encuentros, en menos del 50% de los mismos.

Si quisiéramos adentrarnos más en el mundo de las estadísticas, en Ipurúa, de los 18 encuentros que se jugaron, apenas ocho encuentros tuvieron goles en ambos campos. Una estadística que no invita a ser optimista.

Por su parte, el Celta protagonizó 19 encuentros con goles en ambas porterías. Un número mucho más igualado, todo sea dicho. ¿Y en lo particular?

El encuentro entre ambos equipos en Ipurúa acabó el pasado año con un 2-0, mientras que en Balaídos acabó con empate sin goles. Nunca se firmó el ambos marcan el pasado año entre los dos.

Con dichos condicionantes, el usuario podría apostar -simple o combiándolo- por la cuota que se refiere a que ambos no marcan, la cual se paga a 1.80 por euro apostado. Ganancia que podría multiplicarse si sabemos combinar con acierto.