2. Métodos de depósito

Las casas de apuestas ofrecen diferentes métodos de depósito para realizar nuestros ingresos y retiradas de dinero, adaptándose a todas nuestras circunstancias y pudiendo ser modificadas en el momento que lo requiera el usuario.

En general, los métodos de pagos pueden ser divididos en cuatro grandes grupos: tarjetas de crédito/débito, tarjetas de prepago, transferencias bancarias y monederos electrónicos.

Para elegir nuestro método, antes deberemos estudiar y analizar las diferentes opciones, comodidades y métodos, evitando posibles inconvenientes o problemas para disponer de nuestro dinero y tener la máxima seguridad posible.

Transferencia bancaria

Se trata de uno de los métodos de depósito más conocidos y estables. Actualmente prácticamente todos los usuarios cuentan con su cuenta bancaria y depositar a través de este método sólo nos pedirá un número de cuenta y una cantidad a ingresar para efectuar la transferencia.

El principal inconveniente de este método se encuentra en la tardía para disponer de nuestro dinero -dependerá de las condiciones de la casa de apuesta- y las posibles comisiones que puede aplicar tu banco.

Tarjetas de crédito/débito

Otro de los métodos más generalizados. Prácticamente todos los usuarios disponen de su tarjeta de crédito o débito, por lo que -como sucedía con la trasferencia bancaria-, no presenta demasiadas dificultades.

A diferencia de la transferencia bancaria, por ejemplo, el pase de fondo se realizará casi al momento, una importante ventaja respecto al mencionado.

Por el contrario, una de las importantes contras de utilizar este método es la necesidad de que los bancos permitan transiciones a casa de apuestas o, por el contrario, que las casas de apuestas no acepten algunas tarjetas.

Paypal

Convertido en uno de los monederos electrónicos más conocidos -y representandolos en esta sección-, se convierte en uno de los métodos más promocionados y aceptados por las operadoras de apuestas.

El único movimiento que debemos hacer es asociar nuestra cuenta de Paypal con la casa de apuestas y podrás mover el dinero en las dos direcciones -ingresos/retiradas- sin mayor dificultad.

En cuanto a monederos electrónicos, existen otras opciones como Skrill o Neteller, que ofrecen condiciones semejantes a Paypal.

Paysafecard

Tal y como sucede con Paypal, Paysafecard es el líder en cuanto a tarjetas de prepago. Estas tarjetas nos permiten ingresar dinero en nuestra cuenta sin dar datos personales ni bancarios.

Para usarlas sólo tendremos que comprar nuestra tarjeta – de 10, 25, 50 o 100 euros- en gasolineras, supermercados o kioscos, e introducir el código PIN de 16 dígitos en nuestra casa de apuestas.

La mayoría de operadoras nos permiten este método de ingreso, pero para las retiradas deberemos buscar una nueva fuente.

Trustly

Convertido en uno de los métodos de pago más conocidos durante los últimos años, es avalado por la Autoridad Financiera de Suecia y permite realizar ingresos online desde una cuenta bancaria -una especie de intermediario de máxima seguridad-

En España, por ejemplo, pueden hacer uso de este servicio los usuarios de CaixaBank, Santander, BBVA, Sabadell, Banco Popular y Bankia.

Además de los señalados, existen muchos más métodos de menor recorrido o menos popularidad. El usuario deberá estudiar, con máximo cuidado, el método preferido para ingresar/retirar fondos en su operadora de apuestas, teniendo en cuenta todos los PROS y CONTRAS señalados anteriormente.